Branche Finanzdienstleister
Agentur Saffron

Nace EVO con 120 oficinas en las 69 mayores ciudades españolas.

Pressemitteilung
12.3.2012
evo

NCG Banco SA lanza hoy al mercado EVO, un banco que operará en todo el territorio español, con un sistema propio multicanal de atención al cliente y 120 oficinas en las 69 principales ciudades españolas (en todas las autonomías excepto Galicia, Asturias y León, donde el banco seguirá operando con la marca Novagalicia.

 

EVO introduce el concepto de banca inteligente y basa toda su estrategia en convertirse en un banco de máxima sencillez de uso para los clientes, por los productos que comercializa y por la atención que presta, tanto desde las oficinas como desde internet, teléfono y otros canales.

 

Fruto de la evolución de la antigua red de oficinas de las cajas, EVO parte de una base de  316.000 clientes y un volumen de negocio de partida de 13.600 millones de euros. El objetivo de la nueva marca es ganar cuota de mercado a partir de notables cambios en los sistemas de atención y comercialización.

 

La nueva marca arranca con un producto principal: la Cuenta Inteligente EVO. Se trata de dos cuentas en una: una cuenta corriente para el día a día, con una rentabilidad del 2% desde el primer euro, y otra, una cuenta a plazo, con una rentabilidad del 3%.

 

Los clientes tienen una serie de ventajas, como la devolución del 1% de las compras con tarjeta de crédito sin ningún tipo de límite, cero comisiones y la retirada gratuita de dinero en cualquier cajero nacional con la tarjeta de débito.

 

EVO es el nuevo proyecto gestado por José María Castellano y César González-Bueno, presidente y consejero delegado de NCG Banco, respectivamente, para evolucionar hacia la banca moderna la antigua red de expansión  de las cajas gallegas fuera de su territorio de origen.

 

El nuevo banco ocupa el hueco abierto con la reconversión del sistema financiero español, con una nueva propuesta que integra la experiencia estratégica de Castellano y el dominio de los canales más innovadores de González-Bueno.